IGLESIA ADONAI ROSARIO

           TU LUGAR EN LA WEB

 

 

ARTICULOS:
¡QUIEN ES JEZABEL?
LA DOCTRINA DE JEZABEL
LOS ESPIRITUS QUE MAS
ATACAN A LA IGLESIA DE HOY
DIOTREFES: ELDESEO DE
SUPERIORIDAD Y DE PODER

           Jezabel-demonio-espiritude-biblia-chisme-diotrefes

 

           

                                 ¿Quién es Jezabel?

 

 

Es, sin dudas, el nombre de mujer más conocido y utilizado en la iglesia. La acompaña prácticamente desde su inicio. No como bondadosa dama, ayuda idónea o servicial mujer, sino como franco espíritu del cual trataremos de aportar mayor información, con el fin de evitar que muchos vuelvan a equivocarse como ya lo han hecho tantos, causando los inconvenientes que todos conocemos.

(Gálatas 6: 10)= Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

¿Nunca se le ocurrió preguntarse por qué Pablo utilizó este término, (Familia de la Fe), para referirse a los creyentes nucleados allí? Es
sencillo. Porque Pablo sabía que la familia, como núcleo comunitario, es un prototipo en escala de la Iglesia.

Las familias, están entrelazadas por personas con algo en común: un lazo de sangre por ejemplo. De igual modo, las congregaciones, están conformadas por personas entrelazadas por un denominador común:
la sangre de Cristo. De allí que tanto las congregaciones como las familias contengan a personas con fallas muy reales. Los desajustes que se producen en las familias, también ocurren dentro del cuerpo de Cristo.

Incontables congregaciones en todo el mundo se tambalean bajo el peso de los que en ellas están heridos. Estas congregaciones, generalmente controladas por unos pocos, se parecen a un campo desierto cubierto de cuerpos espirituales muertos, desparramados en los terrenos del disenso y la manipulación, que es hechicería. Si no existe una autoridad fuerte allí, una sola persona puede dejar a una congregación entera sin defensas. ¡Aún en las que se precian de estar llenas del Espíritu Santo! Las "bajas" crecen a medida que las personas desilusionadas en su fe, encuentran que el mensaje no tiene poder; y su testimonio, tampoco.

El espíritu de Jezabel, -y ahora le voy a enseñar por qué-, es atraído principalmente por personalidades proféticas. Suele mostrarse con mayor frecuencia en el género femenino, aunque no hay que descartar que este espíritu también influya en hombres.

Este es un espíritu tóxico para la iglesia y muy difícil de detectar en las primeras etapas.
Puede esconderse en personas ungidas, dotadas, amistosas, trabajadoras, que parecen ser una respuesta a la oración. Inicialmente, cuando una persona así aparece en una congregación, la gente suele entusiasmarse, porque parecen tener un altísimo potencial para el ministerio. Pero cuando se le quita la fachada, el barniz, la capa superficial, debajo de eso aparece la rebelión, la acusación, la manipulación, las ansias de control, la mentira, la ira, la arrogancia, la "super espiritualidad", el chisme, las críticas, los celos, la astucia, la maña y la falsa preocupación. Todo esto, lo sabemos, son ingredientes vitales para un demonio de hechicería, que es en definitiva lo que mueve a cualquier Jezabel activa.

TIÁTIRA


(Apocalipsis 2: 20-23)= Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y comer cosas sacrificadas a los ídolos. Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación. He aquí yo la arrojo en la cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella.

A primera vista, puede parecer que no existe un equivalente actual para la Jezabel de Apocalipsis 2, pero
muchos miembros de iglesias, incluyendo a muchos pastores, han sucumbido ante el espíritu tentador de Jezabel. Atraídos por el engaño del adulterio y la fornicación, sacrificando la santidad ante el ídolo de la inmoralidad sexual, han entrado en un período de gran tribulación. Hogares y congregaciones enteras han sido destruidos, y muchos hijos, tanto físicos como espirituales, han sufrido cierta forma de muerte.

En el libro del Apocalipsis, el Espíritu Santo habló por medio del apóstol Juan a las siete iglesias de la provincia romana en Asia. Una de las iglesias, ubicada en Tiatira, estaba luchando con un espíritu de Jezabel. En el Antiguo Pacto, Jezabel era una mujer que vivía y respiraba; pero en el Nuevo Pacto es un espíritu. De la misma manera que Babilonia en el Antiguo Testamento era un lugar geográfico y físico definido, en el Nuevo Testamento, Babilonia es un espíritu que hoy inunda nuestras congregaciones desparramando confusión, materialismo, humanismo, corrupción y religiosidad ritual. Tenemos que aprender a leer la Biblia. Muchas veces, lo que es definido, específico, singular y local en el Antiguo Testamento, es comunitario, ilimitado y espiritual en el Nuevo. Esto es muy importante saberlo, ya que al tratar con Jezabel, se está tratando con un espíritu y no con un ser de carne y hueso.

Dios dijo que somos su imagen y semejanza. Pero resulta que como a Dios nadie le vio jamás, nadie sabe qué aspecto tiene. La única pista que tenemos, es que Dios es Espíritu, de lo que deducimos que nosotros también somos un espíritu. Ahora, como los espíritus no son materia y por lo tanto necesitan un cuerpo para hacerse visibles, el Espíritu Santo va a utilizar el nuestro para derramar bendición hasta que sobreabunde. Pero también
los espíritus malignos harán lo propio con todos aquellos que se abran a su ingreso mediante el pecado, la desobediencia y la blasfemia. La señora N.N. puede ser una buena mujer, pero si por alguna causa le dio entrada al espíritu de Jezabel, la señora N.N. puede llegar a ser una catástrofe para la iglesia donde se congrega.

Vemos, en el primer libro de los Reyes, en el capítulo 16, que Acab rey de Israel, tomó a Jezabel para ser su esposa. Jezabel no era de Israel, era hija del rey de Sidón. Algo peor todavía: era una adoradora de Baal, muy devota y proselitista. Acab, que era un rey de carácter muy débil, comenzó también a adorar a Baal, renegando de sus creencias, sólo por complacer a su mujer. Los dos juntos, llevaron al pueblo de Israel al pecado de la adoración de ídolos. Dios, en su ira, levantó a Elías para
llamar a Israel al arrepentimiento y trajo el hambre a la tierra.

Luego, ya en el capítulo 18, vemos que Jezabel hizo matar a los profetas de Dios. Usurpó una autoridad que Dios no le había dado y mató a personas que Dios había levantado para ser sus voceros ungidos. En cambio, Jezabel lo reemplazó por los profetas de Baal. En respuesta a su maldad, Dios envió a Elías a confrontar con los poderes de Baal en una demostración de fuerzas delante del pueblo de Israel. Con los profetas de Baal de un
lado de la montaña y Elías en el otro, Dios demostró a los hijos de Israel que el Dios de Elías era el verdadero Dios. Mientras el fuego del cielo devoraba el altar que Elías había construido, el pueblo se postró sobre sus rostros, diciendo: ¡Jehová es el Dios! Elías le ordenó a los que observaban el enfrentamiento que mataran a los profetas de Baal, y el pueblo lo hizo sin dudar. En veinticuatro horas, la hambruna había terminado y el avivamiento se extendía por Israel.

Cuando Acab informó a
Jezabel lo que Dios había hecho por medio de Elías, ella envió un mensaje a su adversario: 1 Reyes 19:2, dice: Así me hagan los dioses, y aún me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu persona como la de uno de ellos. Sin que la tremenda demostración de poder realizada por el Dios de Israel hubiera hecho mella en su obstinación, Jezabel se dedicó a perseguir al profeta ungido por Jehová. Creo que ya en estas instancias, usted estará pensando inevitablemente en paralelos contemporáneos que alguna vez le habrá tocado ver.

Ahora permítame usted un instante.
Pregunto: ¿Adónde estaba Acab a todo esto? ¿Quién era el rey de Israel? Porque no era Jezabel, era Acab. Sin embargo, no lo parecía así, en absoluto. Porque era Jezabel, evidentemente, la que manejaba la situación. Operaba detrás de bambalinas moviendo a su antojo a su débil esposo, utilizando la manipulación, la intimidación, la seducción y la dominación para afirmar su gobierno ilegítimo por medio de la hechicería. Entonces; ¿Quizás esta mujer era una bruja? ¡No! ¡Era la esposa del rey! ¡Era la mujer del líder! Por eso Jezabel es tan peligrosa. Ella ansía tener todo el control, y usará todos los medios de que disponga para lograr sus fines.

Otra: en el primer libro de los Reyes, capítulo 21, Acab ve una pequeña viña en Jezreel que, piensa, se vería muy hermosa como parte de sus extraordinarios jardines reales. Pero, lamentablemente, su dueño, Nabot, se niega a vendérsela. ¿Qué se supone que hizo Jezabel entonces? Hizo que los ancianos y los nobles de Jezreel pusieran una trampa a Nabot por el delito de blasfemar a Dios. Ahora mírelo desde este modo más moderno: Acab, un prestigioso ministerio al que sólo le va quedando su fastuosidad porque frutos no muestra, quiere apropiarse -dinero
mediante- de Nabot, un ministerio pequeño y anónimo, pero que produce mucho fruto porque difunde y practica un evangelio puro y sin religiosidad. No lo puede hacer porque Nabot no acepta ni la componenda ni la mentira. Entonces aparece Jezabel, un espíritu poseedor de un colaborador muy cercano, que levanta una calumnia: el ministerio Nabot, es herejía. La gente, que no necesariamente evidencia conocimiento agudo y preciso, piensa que sí, que puede ser y, ¿Cómo termina la historia? Nabot es apedreado hasta morir para que Jezabel pudiera, finalmente, salirse con la suya y adquirir ese jardín (ministerio) para su marido.

Lo peor de todo es que los líderes de Israel, (Que es la iglesia) estuvieron de acuerdo con las directivas de Jezabel. ¿Por qué? Porque le tenían miedo, como también se lo tenía, en la historia bíblica, Elías. Las personas miraban a Jezabel (Y hoy sigue siendo igual) y decían: "Esta es la clase de personas con las que no quiero meterme en problemas". La ironía es que Jezabel hizo tender una trampa contra Nabot por, -según dijo- hablar
en contra del Dios de Israel mientras, al mismo tiempo, ella trataba de llevar al pueblo a adorar a Baal. Jezabel puede ser directa y manipuladora al mismo tiempo.

En no pocas congregaciones se está luchando hoy contra ese mismo espíritu. Muchas veces, el hombre que está en el púlpito no es el que está a cargo de todo. Alguna persona de su entorno más cercano puede ser quien, posiblemente, esté gobernando la congregación por medio de la manipulación. Que es como decir: de la Hechicería.

Las denominaciones pueden utilizar también a la hechicería diciendo o intimidando con expresiones tales como: "Si ustedes no creen y dicen todo lo que les decimos... Si dejan que esa persona hable... Los expulsaremos de nuestra denominación y les quitaremos la afiliación..." Eso no es otra cosa que control por medio de la intimidación.

En hebreo, Jezabel significa tanto "Baal es esposo" como "Incapacidad para cohabitar". Jezabel se niega a compartir con nadie porque está aliada con Baal, un señor falso. Ella es la que lleva los pantalones: ella dirige, controla, gobierna. No comparte nada con
nadie. En el ejemplo de la iglesia de Tiatira, era Jezabel la que sostenía (No la gente de la iglesia) que ella era profetisa.

(Apocalipsis 2: 20)= Pero tengo unos pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos.

La fornicación a la que ella seduce a los fieles en Cristo, puede ser literal (Esto es: sexual) o espiritual. Las personas de la iglesia de Tiatira eran seducidas por su persona, o temían a su personalidad manipuladora, o ambas cosas.

Así que... ¿Cuáles son, entonces, los planes globales de Jezabel? Tres fundamentales, tome nota: Falsa religión, falsa doctrina y, sobre todo, socavar la autoridad genuina. Donde se encuentra una Jezabel muy posiblemente se hallarán hombres débiles, que le tienen miedo a otros hombres, que buscan complacer a la gente. Ella busca a los que comandan, para quitarles su poder, su utilidad y hasta su vida espiritual.

Utilizando cualquier medio que sea viable o necesario, engaña a las personas para alejarlas de una vida espiritual legítima, y los "encanta" para hacerlos entrar en su esfera de influencia. Las herramientas que utiliza pueden ser: desde la falsa profecía, pasando por la melosa adulación y terminando hasta
con el sexo. Ella defiende ferozmente a su pequeño reino y fomenta una dependencia extremada a sus seguidores. Sus grupos son, realmente, reuniones de brujas, pero naturalmente el espíritu de Jezabel jamás revelaría eso abiertamente, por lo que muchas veces se les llama "Estudios bíblicos hogareños".

Por sobre todo, la persona que exhibe un espíritu de Jezabel resiste a una autoridad masculina firme. Muchas veces su repulsión proviene de una relación disfuncional con su padre carnal. El padre, quizás, haya estado ausente, o haya abusado física o sexualmente de ella. Aunque esto no lo justifica, quizás explica por qué guarda tanto resentimiento.

Acusada por la indefensión que ha sufrido en su pasado, ella lucha por controlar a quienes la rodean. Su grupo de estudio bíblico se convierte en una plataforma para socavar el liderazgo de su iglesia. Hasta sus oraciones
parecen resonar con el resentimiento que anida en su interior hacia los que gobiernan: está cometiendo lo que jurídicamente se denomina como SEDICION. Está socavando una autoridad delegada y constituida por Dios -cuando es así, obviamente- con la intención de derrocarla, no de ayudarla o respaldarla. Se puede, incluso, utilizar otra palabra mucho más concreta para definirla: TRAICION.

A nivel de nación, a nivel de funcionamiento político o de gobierno, este delito puede castigarse muy duramente. En algunos países, incluso con la muerte. Las personas que cometen sedición, jamás van
a ir de frente a un líder a decirle: "¡Hola! ¿Cómo le va? ¡Vengo a destruir su autoridad!" No se asombre: Satanás tampoco les hace señas a los creyentes para mostrarles adónde está, y mucho menos sobre lo que planea hacer. En el texto de Gálatas 5:20, donde se habla de las obras de la carne, se incluye a esta sedición, también llamada DISENSION. Por lo tanto, las personas que participan de este pecado, dice, no heredarán el reino de Dios.

El sutil ataque que se infiltra en la iglesia por medio de la sedición ha causado muchas divisiones. Ha destruido relaciones fraternales, ha creado disensión y ha influido, con gran incentivación emocional, a la peor lucha de todas las luchas en las que puede enfrascarse un creyente: la lucha interna eclesiástica, que naturalmente, no tiene absolutamente nada que ver con lo que Dios planificó que debía ser su iglesia. Cualquier intento de socavar la autoridad de alguien levantado por Dios, es sedición. Porque si esa autoridad fuera un intr
uso no ungido, que los hay, a su autoridad nominal habrá de destruirla el Señor, ya que así lo dice la palabra cuando puntualiza: Yo pagaré. Nadie de nosotros ha sido llamado para eso. Sí, en cambio, para proclamar el evangelio real, sin fisuras ni posiciones acomodaticias sectoriales o denominacionales.

Jezabel es experta en socavar la autoridad de los líderes, independientemente de la realidad espiritual o no de esos liderazgos.

Jezabel lleva a los líderes ungidos por Dios al desánimo, la desesperación, al suicidio o a la depresión, como sucedió con el profeta Elías. Después que Elías pidiera fuego del cielo y ordenara a los israelitas que mataran a todos los falsos profetas de Baal, Jezabel decidió perseguirlo. Este profeta, ungido por Dios, corriendo para salvar su vida, llegó a rogar a Dios: "Señor, mátame. Soy el único que queda; mátame". Muchos líderes enfrentan terribles períodos de soledad y desánimo durante los cuales desesperan y creen no ser capaces de seguir viviendo. Quizás nunca compartan lo que sienten, ni siquiera con sus esposas o sus amigos más cercanos. Sin que ellos lo sepan, quizás enfrentándose a un poderoso espíritu de Jezabel que desee controlar y dominar.

Antes de venir por las ovejas, Satanás viene por el pastor. Que no se trata, necesariamente, del nominal, del ordenado, del que conduce la congregación. Usted sabe que los hombres fueron los que armaron esta estructura de esta manera y que así está funcionando. Pero cuando la Palabra dice Pastor, dice POIMANO, y Poimano significa: "El que guía, el que apacienta, el que protege" y esto, todos lo sabemos, incluye a un grupo de personas mucho más amplio que aquellos que hoy detentan la máxima autoridad institucional eclesiástica. Zacarías 13:7, dice: Heriré al pastor, y serán dispersadas las ovejas. Los líderes soportan el impacto del ataque de Satanás antes que las ovejas, que el resto del cuerpo. Porque si los líderes llegaran a caer, las ovejas se dispersarán. ¿Habrá sucedido esto en algún lugar que usted conozca o no? Bien; eso es exactamente lo que Satanás desea. Él prefiere, -si puede-, tomar a un líder antes que a mil ovejas. Por eso Pablo amonestaba a la iglesia para que orase a fervientemente y con regularidad por los que están en autoridad.

(1 Timoteo 2: 1-2)= Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.

Es decir que queda muy claro, sea como fuere, que todos aquellos que están en eminencia o autoridad están bajo ataque debido a la naturaleza de la posición que ellos tienen.

Tanto Satanás como Jezabel producen congregaciones divididas, matrimonios destrozados y vidas destruidas. No debemos echar fuera de nuestras igle3sias a estas víctimas; en cambio, debemos ir a buscarlas y traerlas de regreso al reino de Dios. Un hombre así puede ser rescatado, liberado y salvado antes de que incurra en la ira de Dios. Pero mientras está bajo el control de Jezabel, no sabe que puede ser redimido, por lo que se desespera y hace necedades. Y lo peor de todo es que el resto del cuerpo lo juzga sin conocer los detalles y, si se ofrece, lo ejecuta.

La mayoría de las veces, la persona que tiene un espíritu de Jezabel viene de una familia disfuncional, es decir: de familias con graves problemas en su seno. Porque Jezabel se alimenta de los problemas familiares. Generalmente, en la historia de esas familias puede encontrarse alcoholismo, abuso, enfermedades mentales, dominación por parte de uno de los progenitores, o alguna otra forma de disfunción. Es común que Jezabel practique alguna clase de inmoralidad o perversión sexual. Dado a que ella viene con traumas y marcas profundas, (Estamos hablando de alguien
que, obviamente, no está redimido por la sangre de Jesús) las personas que también padecen los mismos antecedentes, se ven atraídos por ella. Pero por debajo de esa sórdida máscara, hay una persona profundamente herida y lastimada.

Cuando se la confronta, Jezabel se vuelve defensiva y reacciona con hostilidad. Ataca con acusaciones religiosas destinadas a producir culpa. ¡De la misma manera en que lo hace Satanás! Que no oramos lo suficiente, que estamos en rebeldía, que no nos sujetamos. Esa es una de las técnicas de la estrategia satánica: la culpa. La otra
es inspirar lástima al mismo tiempo que vuelve a producir culpa. ¿Cómo puedes hacerme esto? (Que naturalmente, es desoír sus "consejos" o influencias) ¡Yo te amo! ¡Te he dado mi vida! Y así, en forma agresiva, donde no se necesita demasiado discernimiento para detectar total falta de amor, intimida, cita las Escrituras, (No se olvide usted que, pese a no tener revelación porque no tiene al Espíritu Santo como guía a toda verdad, el diablo conoce muy bien los textos de la Biblia) y trata de hacer que quienes se le enfrentan se sientan inferiores. Además tiene una gran habilidad para lograr, con sus palabras, que las personas que la confrontan por sus actividades sediciosas abandonen la tarea, pero al alejarse de ellas sienten que algo está mal, porque saben que han sido usadas. Y recuerde que la menciono como mujer porque el espíritu es Jezabel, femenino, pero tranquilamente puede operar a través de hombres también.

Otra característica del espíritu de Jezabel es ser lo que vulgarmente llamamos "chusma" o "chismosa". Tiene que estar enterada de todo lo que sucede en la iglesia. ¿Conoce usted a alguien que sea así? Es que Jezabel es muy entrometida y le encanta manejar información. Dado a que quiere saberlo todo de todos, (Su ministerio, su matrimonio, sus hijos, su trabajo, sus problemas) suele involucrarse en los asuntos de la iglesia que en realidad no le incumben.

Algunas veces puede ser muy difícil detectar el espíritu de Jezabel obrando en alguna iglesia. Porque puede esconderse, camuflarse, mimetizarse detrás de una fachada de interés por el prójimo, de cuidado, de preocupación por ser útil, de intercesión, de apoyo o muchas otras características positivas. No se olvide que Jezabel es una maestra en el arte de disfrazar
sus tácticas.

Ninguno de nosotros puede ignorar, a esta altura de nuestra madurez espiritual, que los
chismes son una de las mayores amenazas para la vida espiritual de cualquier iglesia. Es allí cuando los pecados y las fallas de muchos miembros de la iglesia se convierten en temas públicos en las reuniones de oración, con la excusa de orar por alguna determinada persona, que mire en el problema que se ha metido, y cosas por el estilo.

De algo no podemos tener dudas sobre la base de muchas experiencias vividas con relación a este nefasto espíritu. Jezabel, con sus malvadas tácticas y tenebrosos planes, va a tener un efecto venenoso sobre la iglesia si no se trata con ella rápidamente y a fondo. Hay dos métodos muy claros y precisos para tratar con ella que cortarán su influencia y la expulsarán de en medio de la congregación.

El primero, es confrontarla de una manera directa, utilizando una fuerte autoridad espiritual, no nominal o institucional, con eso no alcanza; espiritual, para poder desembarazarnos a nosotros mismos y a la iglesia, de su influencia.

No podemos sentarnos tranquilamente a mirar como Jezabel actúa en nuestras congregaciones y en las vidas de nuestros amigos y compañeros de fe, deseando simplemente que ella se vaya. Su intención es socavar la autoridad espiritual que Dios ha dado a los líderes que Él ha levantado sobre la iglesia, y no se detendrá ante nada para conseguir su objetivo. Póngase firme, confróntela con su pecado, quítele el poder con la autoridad que Dios le ha dado, y detenga su influencia en medio de la iglesia.

El segundo método es vivir en sumisión a Dios, y enseñe a aquellos que están bajo su autoridad espiritual a vivir también en sumisión a Él.

La sumisión es la solución para la sedición. Cuando una mujer está sometida a su esposo, las tácticas de Jezabel no pueden afectar a ese matrimonio. Cuando un hombre está sometido a los líderes reales y genuinos de la iglesia, no socavará esa autoridad con palabras y comportamientos sediciosos. Cuando un cuerpo de creyente está sometido a sus líderes genuinos, esa iglesia crece, madura y
se desarrolla hasta ser un haz de luz en el mundo oscuro y pecaminoso que la rodea. Naturalmente que estamos hablando de congregaciones cuya cabeza es Cristo y donde el poder que se mueve es el del Espíritu Santo y con líderes levantados por el Señor y no por juntas, convenciones, asociaciones o concilios humanos.

Hay que señalar, porque no hacerlo sería cometer un grave error, que como cualquier otro cartel, el término "Jezabel" es muy fácil de colocar a muchas situaciones o a diversas personas, pero no tan fácil de sacar. En un libro de su autoría, el autor Mike Bickle insta a quienes están en autoridad a no poner a alguien el rótulo de Jezabel con ligereza. "Hay demasiadas mujeres, -dice-, que han sido rotuladas como Jezabel sólo porque han chocado con un hombre que tiene una personalidad controladora". Lamentablemente, muchos de nosotros reaccionamos ante otras de determinadas formas debido a nuestras propias inseguridades. Cuando lo hacemos, no tardan en caer las víctimas.

Ahora vamos por partes: antes de decidir como responder, es imperativo que usted pase tiempo en la presencia de Dios. La oración es la clave. Sin valentía, sabiduría y discernimiento, está destinado al fracaso. En Mateo 17:21, Jesús habla de cierto género de espíritus que "No salen sino con oración y ayuno". Muchas veces hay creyentes llenos del Espíritu Santo que se apresuran a pisotear lugares donde los ángeles temen entrar en puntas de pie. Confrontamos a la persona antes que la batalla se haya librado en los lugares celestiales, lo cual produce una
situación confusa que lentamente arrastra a toda una congregación a la lucha. Ate y desate en el ámbito espiritual antes de atar y desatar en lo natural.

Interceda por la persona que usted cree que está bajo la influencia de un espíritu de Jezabel. Interceda también por quienes están en el liderazgo. Sobre todo, asegúrese que está tratando verdaderamente con un espíritu demoníaco. Tirar acusaciones de endemoniados sin pensarlo bien antes y sin orar, puede causar un daño emocional en los miembros del cuerpo de Cristo. Recuerde, el final, en una situación confusa como esta, puede llegar a involucrar a personas que ni siquiera tuvieron un contacto directo al principio. Más que nada, ore pidiendo sabiduría para tratar con esta situación para redimirla. La meta es la restauración y la reconciliación, no la exclusión y la expulsión.

Bendiciones !!!
Pastor Jorge Vaca

 

 

 

 

   MAS DE JEZABEL

        

ESTUDIO : LA DOCTRINA
            DE JEZABEL
JEZABEL Y SU DOCTRINA
JEZABEL Y SU DOCTRINA.pdf
Documento Adobe Acrobat [40.7 KB]
Descarga

 

LOS ESPIRITUS QUE MAS
 
  ATACANA LA IGLESIA
 
              DE HOY
LOS ESPIRITUS QUE MAS ATACAN A LA IGLESIA DE HOY
LOS ESPIRITUS Q ATACAN.pdf
Documento Adobe Acrobat [54.0 KB]
Descarga

 

           Diótrefes:
El deseo de superioridad
          y de poder
DIOTREFES EL DESEO DE SUPERIORIDAD Y PODER
Diótrefes.pdf
Documento Adobe Acrobat [58.1 KB]
Descarga

<iglesia Adonai rosario>

 

Exposición de la Fe Reformada

Por Andrew Sandlin

Introducción

 

El tratar de definir la Fe Reformada de manera simple y corta es como tomar una fotografía del Gran Cañón [del Colorado, USA] desde [una distancia] de 50 Metros. Inevitablemente, algo se va a quedar afuera. Pero aunque sea un bosquejo, es mejor que nada, especialmente en estos días cuando la iglesia Americana necesita un avivamiento del Calvinismo.

 

La palabra calvinismo es muy abusada. Por ejemplo, algunos creyentes de la Iglesia de Cristo y algunos Bautistas, dicen que cuando nosotros los de la fe Reformada la usamos, estamos probando su acusación de que nosotros seguimos a un hombre, Juan Calvino. Ellos, sin embargo, dicen seguir solamente a Dios y la Biblia. Es realmente difícil creer que ellos puedan ser tan ingenuos. Ellos leen libros escritos y oyen sermones predicados por los lideres de sus propios grupos y usan estas obras "hechas por hombres" para darles un mejor entendimiento de lo que ellos creen que la Biblia enseña. Los Reformados hacen lo mismo con Agustín, Lutero, Calvino y otros. Nosotros creemos que sus enseñanzas están más cercas a lo que la Biblia dice que ningún otro. ; nosotros no aceptamos sus enseñanzas en lugar de la Biblia. Solamente la Biblia es infalible y autoritativa; nosotros solo creemos que sus enseñanzas son superiores a enseñanzas competitivas.

 

La fe Reformada, por lo tanto, mantiene ser la más cercana aproximación a lo que la Biblia enseña. Fue expresada en parte por [San] Agustin, y vino a tener su fruto completo en las enseñanzas de Calvino y otros reformadores en el tiempo de la Reforma. Fue mantenida en mayor o menor grado por los Peregrinos y los Puritanos. Sobrevive hoy entre aquellos usualmente llamados Reformados, Bautistas Reformados, Presbiterianos, Calvinistas Metodistas, y muchos Reconstruccionistas.

 

Tema

 

Cada sistema de teología tiene algún tema sobre el cual gira. Por ejemplo, el Catolicismo Romano gira en torno a la iglesia universal; El Metodismo gira en torno a la santificación; El Pentecostalismo gira en torno al Espíritu Santo; La fe Bautista gira en torno al Nuevo Nacimiento; El Luteranismo gira en torno a la Justificación por fe; La Fe Ortodoxa Griega gira en torno al Sacramentalismo. La Fe Reformada, en contraste, gira en torno a Dios. Por esta razón sino otra, debe ser tomada seriamente.

 

Dios

 

La fe Reformada comparte con la mayoría de las demás tradiciones Cristianas una elevada estima por los atributos y naturaleza de Dios. En el punto de vista Reformado, sin embargo, Dios es aun más altamente exaltado. Dios conoce todo lo que ha de ocurrir porque él controla todas las cosas en el universo (Isaías 46:9,10). Él hace lo que quiere hacer, y nadie puede detenerlo (Salmo 115:3). El es Santo (Isaías 6:1-5), y aborrece tanto la impiedad como el impío (Salmo 11:5)

 

La Fe Reformada abraza la ortodoxia Trinitaria. Creemos que Dios existe en tres personas, el Padre, el Hijo (Jesucristo) y el Espíritu Santo. Creemos que Cristo nació de una virgen, vivió una vida sin pecado, murió una muerte substituto ría por los pecados del mundo, se levantó de la tumba al tercer día, y ascendió al cielo donde esta ahora sentado a la diestra del Padre.

 

Autoridad

 

Para los Reformados, la Biblia es inspirada de Dios y es "la regla de fe y vida". Es [la Biblia] Ciertamente, "El Juez supremo por el cual todas las controversias de religión deben ser determinadas, y todos los decretos de los concilios, opiniones de sagrados escritores, doctrinas de hombres, y espíritus privados, deben ser examinados, y en cuya sentencia debemos descansar, no puede ser otro sino el Espíritu Santo hablando en la Escritura"

 

La autoridad final para "fe y vida" son los providencialmente preservados Antiguo y Nuevo Testamentos, escritos en su forma original en Hebreo y Griego, y ahora traducidos a las lenguas comunes.

 

Todo lo que necesitamos saber se encuentra en la Biblia, ya sea de manera expresada o en sus implicaciones.

 

Salvación

 

La mayor atención recibida de parte de aquellos No-Reformados concierne a la doctrina Reformada de la Salvación. La Salvación es una parte de la fe Reformada, pero es una parte importante. Las creencias Reformadas incluyen la predestinación y elección (Efesios 1:4,5), La total pecaminosidad de la raza humana (Romanos 3:10-18), La muerte de Cristo para asegurar la salvación de su Pueblo (Juan 10:15), y la perseverancia de los que son de Cristo (Filipenses 1:6).

 

Los Reformados creemos que los pecadores son salvados totalmente por Gracia. Muchos otros grupos como los Católicos Romanos, Ortodoxos Griegos, y muchos Bautistas y Metodistas, creen que los hombres depravados tienen libre albedrío y cooperan con Dios en la Salvación; Dios hace su parte y el hombre hace la suya. La fe Reformada es diferente.

Nosotros creemos que Dios hace toda la obra de la Salvación. El Padre propuso nuestra salvación desde la Eternidad (Efesios 1:4); el hijo compró nuestra salvación en el Calvario (Juan 3:5). Él nos salva no por nuestras obras o por lo que supo que íbamos a hacer de antemano, sino por su Gracia (Efesios 2:8-10)

 

Los Reformados no creen como muchos evangélicos y fundamentalistas que el hombre es regenerado después que cree. Creemos que el hombre debe ser regenerado para poder creer. ¿Si las personas pueden desarrollar suficiente espiritualidad para creer, entonces porque necesitan ser regenerados? (2 Corintios 2:14)

 

No somos, sin embargo, como muchos Bautistas primitivos, de la creencia que no necesitamos predicar el evangelio para que la gente se salve. Pues Dios elige los medios de salvación (La Predicación del Evangelio [1 Corintios 1:21]), tanto como elige aquellas personas que son suyas. Debemos predicar el Evangelio, porque el Espíritu Santo lo usa para convertir a los pecadores (Efesios 1:13)

 

Creemos que la Justificación es solo por fe (Romanos 4:5; Gálatas 3:6-8). Cuando somos unidos con Cristo en salvación, Dios imputa la perfecta justicia de Cristo a nuestra cuenta. En otras palabras, él nos trata como si fuéramos tan limpios de pecados como Cristo, no por nuestra propia justicia, pues no tenemos ninguna (Filipenses 3:9), pero porque el mira la justicia de Cristo, la cual nos acredita a nosotros (1 Corintios 1:30). Por fe, lo cual es don de Dios (Efesios 2:8,9), nos apropiamos de la salvación.

 

La Fe Reformada creen que aquellos a los cuales Dios justifica, el santifica (Romanos 8:29-30) No creemos que aquellos que son verdaderamente salvos pueden "perder" su salvación, ni tampoco creemos que pueden caer del cuidado de Dios hasta el punto de vivir en un estado de continua carnalidad. No creemos con los Dispensacionalistas y fundamentalistas que la carnalidad es una categoría de creyentes, aunque verdaderamente creemos que un creyente puede ser carnal. Si los que profesan ser cristianos no tienen buenas obras, están simplemente probando que su fe no es genuina (Santiago 2:17-26), es decir que no son convertidos.

 

Los Reformados no creen que alguien pueda llegar a obtener perfección sin pecado o un estado de descanso de las batallas con el principio interno de pecado hasta que nos reunamos con Cristo al morir o en su venida (Romanos 7:15-25). Ellos sí creen, que mientras el Espíritu obra en los escogidos, produce progreso para que el poder del pecado se haga débil (Romanos 6:16). Los medios por los cuales nos santifica incluyen, la palabra de Dios (1 Pedro 2:1-3), nuestra resistencia al pecado (1 Pedro 5:8-9), la mortificación de las obras pecaminosas del hombre (Romanos 6:15-22), y la tribulación (prueba) personal (Santiago 1:2-4)

 

Pactos

 

Los Reformados creen que Dios se relaciona con el hombre por medio de Pactos: "La distancia entre Dios y su creación es tan grande, que aunque las criaturas razonables le deben obediencia como su Creador, aun, ellos nunca podrían tener ningún fruto de él como su bendición y recompensa, sino por una condescención voluntaria de parte de Dios, la cual a Él le ha placido expresar por medio de Pacto"

 

Por ejemplo, en la salvación Dios promete vida eterna basado en la muerte de Cristo a todos aquellos por quienes Cristo murió y que ejercen fe (Juan 3:14-18). Bajo el Nuevo Pacto Dios perdona los pecados del pueblo en que Cristo pagó la pena de esos pecados y Dios escribe su ley en el corazón de su pueblo (Hebreos 8:6-13).

 

Además, Dios promete bendiciones a su pueblo y a sus hijos sobre la condición de obediencia (Deuteronomio 4:39-40; 5:32-33). Los hijos de los creyentes como herederos del Pacto vienen a una relación especial con Dios (Génesis 17:7; Hechos 2:38-39; 1 Corintios 7:14)

 

Por otra parte, los reformados creen que el Pacto Abrahamico debe ser cumplido. Abraham debe ser padre a muchas naciones y reyes (Génesis 17:4-8). La simiente de Abraham son todos aquellos que ponen su fe en Cristo (Gálatas 3:28-29). Por eso, una multitud de naciones y reyes, un día se unirán a la iglesia en virtud de su unión con Cristo.

 

La Iglesia

 

La iglesia es una parte extremadamente importante de la fe Reformada. Aunque reconocemos que a veces es llamada la iglesia universal compuesta por todos los creyentes, concentramos nuestra atención en el cuerpo de creyentes unidos localmente. La iglesia universal, la cual es el cuerpo de Cristo, está compuesta de todos los creyentes en la tierra y en el cielo (Hebreos 12:23). La iglesia local esta compuesta de todos los creyentes unidos por amor a Cristo para cumplir las comisiones de dominio y evangelismo.

 

La iglesia es la representación corporal de Cristo en la tierra (Mateo 28:18-20; 2 Corintios 5:19-20). Su comisión es declarar el evangelio de Jesucristo y traer todas las naciones bajo la disciplina de Jesucristo y la palabra de Dios. La Iglesia se debe edificar a sí misma por medio de la predicación de la palabra. (2 Timoteo 4:2), la comunión con la carne y sangre de Cristo a su mesa (1 Corintios 10:16), y el ejercicio afectivo de los dones entre sus miembros (Efesios 4:7-16).

 

En la visión Reformada, la predicación es exaltada. En algunas otros grupos (Católicos Romanos y Ortodoxos Griegos, por ejemplo), el ministro se posiciona casi como el mismo Cristo y comunica la gracia de Dios a los que oyen. Por otra parte, entre los Pentecostales y los Bautistas, el ministro es visto como un "profeta": él declara palabra inspiradas que él cree Dios le muestra directamente. En contraste, los Reformados creen que el ministro esta en una posición exaltada ante el pueblo de Dios para declarar la misma Palabra de Dios como esta se encuentra en la Biblia. El debe de llenar no solamente las más altas calificaciones espirituales (1 Timoteo 2:1-7), sino también las más altas calificaciones intelectuales (2 Timoteo 2:15). Esto no significa que debe ser un catedrático a los ojos de los inconversos. Significa que debe total dominio de la Biblia, de libros que iluminan acerca de la Biblia, y del lenguaje en el cual él predica. El debe declarar, no sus propias ideas sino la misma palabra de Dios. Su predicación por lo tanto debe ser necesariamente expositiva-es decir, el debe de exponer lo que la Biblia esta diciendo. Pero eso no es suficiente. Él deberá entonces aplicar esa verdad bajo el poder del Espíritu Santo a los convertidos y los inconversos al alcance de su voz.

 

La Fe Reformada enfatiza la mesa del Señor. Es ahí en la participación del pan y el vino donde todos los miembros de las familias recuerdan la muerte de Cristo (1 Corintios 11:24), toman fuerzas para la vida Cristiana (Juan 6:41-63), y públicamente profesan su determinación de seguir el nuevo pacto. (Mateo 26:28).

 

Los Reformados no están de acuerdo con los Católicos Romanos acerca de la mesa del Señor. No creemos en la transubstanciación o que la mesa del Señor es una misa. Creemos que la interpretación Romana de la mesa del Señor es una blasfemia. No estamos de acuerdo con los Luteranos que creen que Cristo esta físicamente con, en y bajo el pan y el vino. No estamos de acuerdo con la mayoría de los evangélicos que creen que la mesa del Señor es un mero recordatorio y que no da gracia y fuerza a los que participan en fe. Creemos que los Cristianos en realidad tienen comunión con la carne y la sangre de Cristo cuando ellos participan en fe (1 Corintios 10:16). Los elementos no son nunca otra cosa sino pan y vino, pero la carne y la sangre de Cristo por la que tenemos vida eterna acompaña los símbolos.

 

La Sociedad

 

Los Reformados no creen que Jesús es Señor es solamente de los Cristianos y la familia y la iglesia. Ellos creen que Él es Señor sobre todas las cosas (Efesios 1). Nosotros creemos que la sociedad debe ser santificada así como los Cristianos, la familia, y la Iglesia deben ser santificados. Los Reformados creen en la "separación de la iglesia y el estado", pero no en la separación del estado de Dios. Creemos que todos los lideres políticos están requeridos por Dios a someterse a Dios y su Palabra (Salmo 2)

 

No estamos de acuerdo con la visión Anabaptista de que la política es mala y que los cristianos deben estar fuera y alejados del proceso político. Creemos que los cristianos deben presionar las declaraciones del Señorío de Cristo en la política así como en la familia, la iglesia, la educación, los negocios, la economía, las artes, y en toda parte de la Sociedad.

 

Creemos que la iglesia no puede fracasar en su misión de cristianizar las naciones con el evangelio de la palabra de Dios (Mateo 16:18-19; 28:18-20). No mantenemos que la iglesia esta "guardando el fuerte" hasta que Jesús venga al rescate de su pueblo. Creemos que Él acompaña a su pueblo donde quiera que ellos van en su misión (Mateo 28:18-20), y que ellos alcanzaran mayores cosas que las que él hizo mientras estuvo en la tierra; creemos que una razón por la que Cristo volvió al cielo es para que su pueblo pueda alcanzar grandes proezas por su gracia (Juan 14:12).

 

Creemos que Cristo está reinando presentemente en el trono de David (Hechos 2:22-36) y estará ahí hasta que todos sus enemigos sean puestos bajo sus pies (Hebreos 10:11-14). Por eso creemos que la iglesia será exitosa en su misión de predicar el evangelio y traer las naciones bajo el discipulado de la palabra de Cristo. Esperamos un periodo futuro de un gran numero de conversiones (Romanos 11:11-29) y de civilización cristiana (Isaías 11:1-11).

 

Conclusión

 

Los Reformados se sienten incómodos con las etiquetas "fundamentalista" y "evangélico". Ellos creen en los fundamentos de la fe tan fuertemente como cualquier fundamentalista, pero creemos que el fundamentalismo ha aguado el mensaje de la Biblia y el Señorío de Jesucristo sobre toda vida. De la misma manera, los reformados no prefieren ser llamados "evangélicos" aunque mantenemos el evangelismo, el evangelio, tan fuertemente como cualquier evangélico. Creemos que los evangélicos han comprometido el mensaje del evangelio al suavizar la verdad de que Cristo no solo murió para salvar a los pecadores pero que además el actualmente aseguró la salvación de ellos con su muerte.

 

El calvinismo, a diferencia de muchos otras variaciones cristianas, es un sistema-de-vida. Gobierna toda área de la vida. Su labor no termina cuando la reunión de la iglesia concluye el Domingo; es entonces cuando comienza. Esta es una de las razones que nosotros los de la fe Reformada creemos que nosotros - Yo tengo que decir que Cristo obrando a través de nosotros - ha de triunfar en la historia. La primera razón por la cual tenemos tal confianza es porque creemos las promesas Bíblicas de tal victoria. Pero la segunda razón es que el Calvinismo es el única esquema verdaderamente (comprehensiva) combatiendo el reino de Satanás. Otros grupos pelean selectivamente; el Calvinismo pelea en todos los frentes. Por la gracia de Dios, peleará contra el reino de Satanás en toda esfera hasta que todos los enemigos sean puestos bajo los pies de Cristo. Su meta esta expresado simple pero poderosamente en la declaración de Abraham Kuyper, ex primer ministro de los Países Bajos y uno de los más grandes defensores del Calvinismo:

 

Un deseo ha sido la pasión que ha gobernado mi vida. Un elevado motivo ha actuado como una espuela sobre mi mente y mi alma. Y si con ligereza buscara escapar de la sagrada necesidad que ha sido puesta sobre mí, que me falte aliento de vida. Es esto: Que ha pesar de la oposición mundana, las santas ordenanzas de Dios deben ser establecidas nuevamente en el hogar, en la escuela y en el Estado por el bien de la gente; el forjar como si estuviera en la conciencia de la nación las ordenanzas del Señor, de las cuales la Biblia y la creación son testigos, hasta que la nación rinda honor a Dios una vez más.

 

Andrew Sandlin para Chalcedon (Calcedonia) www.chalcedon.edu

 

Traducido (translated by) por Jorge L. Trujillo

 

 

 

OTROS ESTUDIOS

LA COSECHA ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS

ESTA BIEN PARA UN CRISTIANO BEBER VINO O ALCOHOL

LOS TATUAJES

EL PERDON

EL ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA

LA ASTUCIA ES DE DIOS?

ADEMAS:

EL CRISTIANO Y LA PROSPERIDAD A LA LUZ DE LA PALABRA DE DIOS

LA DOCTRINA DE LA PROSPERIDAD

Y NOSOTROS QUE PENSAMOS DE LA PROSPERIDAD?

TODOS ESTOS TEMAS TRATADOS EN:

TEMAS CONTROVERTIDOS